El mito del orgasmo simultáneo

Hay veces que una pareja experimenta el orgasmo sin haberselo propuesto, donde pueden alcanzar el climax juntos y sentirse unidos. PERO, estas situaciones son  la excepción y no la regla. El problema es que muchas parejas intentan conseguir el orgasmo simultáneo como si éste fuese el fin último de la relación sexual y signo de una sexualidad normal. Es cierto que terminar juntos es una experiencia placentera pero estas situaciones resultan en casos en que la mujer alcanza el orgasmo con facilidad o que el hombre pueda controlar muy bien su eyaculación, pero frente a esto hay muchisimas parejas que no logran sincronizarse.

El presionarse y exigirse el orgasmo juntos puede tener un efecto muy negativo en la vida sexual de la pareja. Puede llevar, por ejemplo, a que el hombre se esté frenando y la mujer apurando, generando ansiedad y frustración.

Si bien no se logra alcanzar el orgasmo simultáneo, lo importante es alcanzar el orgasmo mutuo. Que ambos queden satisfechos aunque sea a destiempo. Es más valioso entrenarse en el arte de dar y recibir que forzarse a cambiar el ritmo para llegar a la meta juntos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: